Pinch of Cumin

Palmeritas de hojaldre

Aquí llega la receta en honor a mis amigos Estefanía y Pablo, con la que nos deleitaron una noche en su casa, y desde entonces quedé prendada: las famosas palmeritas. Hasta entonces siempre las había comido de las que venden hechas -la tan temida “bollería industrial”-, pero desde aquel día no he vuelto a comprar más, yo me las guiso y yo me las como -yo sola no, claro está ;)-, y vaya si se nota la diferencia!

Es cierto que la forma no queda tan perfecta como la que tienen las industriales, ni salen todas exactamente iguales (especialmente las de los bordes, que quedan en modo “churrillo pseudo palmerita”), pero su textura y sabor lo compensan con creces. 

Como postre, como desayuno, para la hora del café o simplemente para perfumar la casa con un olor muy apetecible. Son deliciosas, además de baratas y muy fáciles de hacer.

006_Palmeritas-3A

Ingredientes para unas 20 unidades

1 masa de hojaldre para recetas dulces
azúcar blanco
azúcar vainillado
azúcar moreno (opcional)

Elaboración
Desenrolla la masa de hojaldre sobre la bandeja del horno, utilizando como base el mismo papel con el que viene; así será más fácil para introducirlo luego en el horno. El papel quedará un poco “crujiente”, como quemado, pero no va a arder.

Pon a precalentar el horno a 210ºC. Estira un poco la masa sin que se rompa. Con ayuda de una cuchara extiende una capa generosa de azúcar sobre toda la superficie, que quede más o menos homogénea. Puedes utilizar un rodillo de cocina, o incluso una botella de vino limpia, para ayudar a que el azúcar se integre bien en la masa.

006_Palmeritas-1A

Ahora, toma un extremo de la masa y dóblalo hacia el interior, de tal manera que el borde coincida con una línea virtual en el centro de la masa. El hecho de doblarlo hacia el interior es para que el azúcar quede por dentro. Repite el mismo procedimiento con el otro extremo.

Vuelve a echar una capa de azúcar sobre la nueva superficie doblada, de la misma forma que antes. Yo en este punto empiezo a utilizar el azúcar avainillado, que le da un buen toque final de olor y sabor. De igual modo, dobla desde los extremos al centro (una vez cada extremo). Al final te quedará una especie de “barra” como de unos 2 o 3 dedos de ancho. Haz el doblado final -un lateral encima del otro- y extiende nuevamente azúcar sobre la barra ya acabada.

Ahora, con la ayuda de un cuchillo, preferiblemente liso pero que haga cortes muy finos, divide toda la barra en trozos como de 1 cm o un dedo de ancho, dependiendo del grosor con el que quieras las palmeritas. Colócalas en la superficie del papel que pusiste sobre la bandeja de horno, con un poco de separación entre ellas para que al crecer en el horno no se queden pegadas.

Mete la bandeja en el horno y baja la temperatura a 200ºC. Suelen bastar unos 5-6 minutos, yo voy comprobando el color que van tomando las palmeritas y cuando veo que ya están las saco, pero depende un poco del grosor.

006_Palmeritas-4A

A tener en cuenta

Si toman un tono anaranjado-marrón en los bordes, es hora de sacarlas del horno. No dejes pasar más de un minuto que se queman con mucha facilidad.

Tags: , ,

2 Comments to "Palmeritas de hojaldre"

  1. eugenia dice:

    Tienen una pinta buenísima……….. todavía no he tenido tiempo de hacer el Baklava. Pero tengo ambas pendientes 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Mis creaciones culinarias - © 2014-16, Sara Jiménez

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar