Pinch of Cumin

Quiché de espinacas, tomate y champiñones

Ahora que están siendo las elecciones en Francia, el post de hoy va dedicado a este país vecino -en mi caso casi puerta con puerta en lo personal y en lo profesional, pues vivo a 8 minutos de la frontera y actualmente trabajo en un proyecto en París-.

El quiché es un pastel salado cada vez más popular, derivado de la cocina francesa. Lo puedes hacer casi con cualquier ingrediente que tengas por casa, hay muchas variedades. Se tarda poco en hacer y a mí me resulta muy versátil: para una cena informal, para llevártelo a la oficina, para aperitivos y picnics… siempre encontrarás el momento.

Si aún no has probado a hacer uno, te invito a que lo intentes, y lo compruebes por tí mism@, ¡te sorprenderá!

quiché de espinacas, tomate y champiñones

 Ingredientes

1 masa quebrada redonda para recetas saladas
2 tomates grandes y maduros
500 gr de espinacas precortadas congeladas (el típico paquete a modo de “ladrillo”)
3 champiñones medianos
50 gr de bacon
1 huevo
200ml de nata líquida
queso semicurado
pimienta recién molida y sal


Elaboración

Precalienta el horno durante 5-10 minutos a 200ºC.

Mientras tanto, enharina un molde circular bajo (de unos 25 cm de diámetro) y coloca bien estirada la masa quebrada. Pínchala varias veces con un tenedor para que no se hinche (también puedes poner papel de horno por encima y echar unos garbanzos) y métela al horno unos 15 minutos, hasta que a la vista esté doradita pero no muy hecha. Si mientras se cuece se hincha, pínchala de nuevo con el tenedor para que salga el aire y continúa la cocción. Sácala del horno y deja que recupere la temperatura ambiente durante unos 15 min (también puedes dejarla reposar unas horas y preparar el relleno antes de comer).

Rehoga las espinacas en una sartén con un chorrito de aceite (no hace falta descongelarlas antes). Cuando ya estén bien rehogadas, bate el huevo, mézclalo con la nata y la pimienta molida y vierte la mezcla en la sartén. Remueve bien para que el líquido se distribuya uniformemente y el huevo cuaje. Echa la mezcla encima de la masa y extiéndela con la ayuda de un tenedor para que quede una superficie lisa.

Corta los tomates en rodajas muy finitas y colócalos sobre las espinacas, rellenando los espacios libres entre ellas con bacon salteado.

Corta los champiñones en láminas finas y colócalos a continuación.

Por último, decora con unos trozos de queso cortado en dados.

Hornea unos 25-30 minutos a 180ºC y cuando veas que ya está dorado, está listo para comer (o cenar, de hecho es una de mis cenas preferidas).

quiché de espinacas, tomate y champiñones

A tener en cuenta

Si has hecho demasiado o has tenido un día “quiché” (a veces hago dos seguidos), lo puedes partir en porciones individuales y congelar. Cuando lo vayas a comer, o bien lo puedes hacer unos minutos al horno o al microondas, ¡queda perfecto!

Este mismo quiché, hecho con un puñado de piñones pasados por la sartén le da un toque muy especial. La elaboración es la misma, y los puedes añadir a la mezcla de espinacas, nata y huevo.

Tags: , , , ,

One Comment to "Quiché de espinacas, tomate y champiñones"

  1. maria dice:

    ayer lo hice y esta muy bueno , lo que sobro lo meti en el congelador para alguna cena que me coja sin tener nada hecho

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Mis creaciones culinarias - © 2014-16, Sara Jiménez

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar