Pinch of Cumin

Galletitas de parmesano, piñones y olivas

Ya llevaba tiempo sin preparar una receta rápida de algún entrante interesante. La de hoy es extremadamente irresistible, es sacarlas del horno y empezar a desaparecer sin siquiera darles tiempo a que se enfríen. A temperatura ambiente están igual de buenas y aún más crujientes; frías o calientes, no podrás resistirte a comer una tras otra.

El sabor se parece mucho a los saladitos/palitos de queso que podemos comprar en cualquier supermercado, pero estos hechos en casa tienen un toque especial. El contraste con los piñones y las olivas es espectacular, aunque no es más que un ejemplo; puedes echarle inventiva y combinar el parmesano con cualquier otro ingrediente con el que case bien, tipo tomates secos, pasas, anacardos, arándanos secos u orejones.

Que los disfrutes!

Ingredientes (para unas 20 galletitas)

190 gr de harina
100gr de parmesano
10 olivas negras deshuesadas y troceadas
30gr de piñones
1 huevo
50gr de mantequilla
1 chorrito de leche
2 cucharaditas de orégano
Flor de sal y pimienta negra molida
Algo más de orégano y copos de avena para decorar

Elaboración

Saca del frigorífico la mantequilla y déjala reposar unos 45 minutos a temperatura ambiente. Trocea las aceitunas y resérvalas. Corta el parmesano en lascas muy pequeñitas, de no más de 2cmx 2cm. Mezcla en un bol el harina, las especias, la sal y las lascas de parmesano. Bate el huevo y añádelo a la mezcla junto con la mantequilla (tiene que estar ya blandita) y un chorrito de leche (no demasiada). Remueve bien hasta que se integre. Si ves que le falta líquido, echa un poco más de leche.

Añade ahora las aceitunas y los piñones y remueve la mezcla hasta que se integre.

Coloca papel de horno en una bandeja de horno y forma pequeñas montañitas con la masa. No hace falta que hagas bolitas, quedarán más desiguales y más bonitas si las dejas caer sin darles forma. Aplástalas un poquito y espolvorea por encima copos de avena u orégano para decorar.

Precalienta el horno a 180ºC durante unos 5 minutos y hornéalas durante unos 20-25 minutos hasta que estén doradas.

A tener en cuenta

Si quieres unas galletitas saladas con forma más redondeada, no tienes más que rallar el parmesano en lugar de cortarlo en lascas. Forma pequeñas bolitas (con el queso rallado no habrá picos que sobresalgan), ponlas en el papel de hornear y aplástalas un poco antes de hornearlas. El resultado es igual de rico, pero con forma de galletitas en serie.

Tags: , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Mis creaciones culinarias - © 2014-16, Sara Jiménez

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar