Pinch of Cumin

σπανακοτυρόπιτα (Spanakotiropita griega)

Esta receta la publico en honor a unos buenos amigos, gracias a los cuales viajé a Grecia por primera vez con motivo de su boda. Sofía es griega y Carlos español, y decidieron casarse en Volos, una localidad costera a unos 300km de Atenas. La boda fue una experiencia a todos los niveles, desde los increíbles paisajes, a las tradiciones locales, pasando por una gente estupenda y una gastronomía muy variada y sabrosa.

La spanakotiropita no la probé en ese viaje, de hecho no la conocía hasta que Carlos me envió la receta, así que por el momento es mi segundo pinito en lo que a gastronomía griega se refiere -la moussaka es otra de las que tengo también en mente y espero que no tarde en llegar-. El resultado, espectacular. Por lo visto es muy típica en los puestos callejeros a modo de snack o aperitivo.

Mis 12 puntos van para Grecia!

Ingredientes para 4 personas

1 paquete de pasta filo
unos 600 gr de espinacas (lavadas)
1 paquete de queso feta (200 gr)
uno o dos huevos (uno si es grande)
2 cebolletas
1 puñado de piñones
aceite de oliva (yo he usado vírgen extra)
sal, pimienta y eneldo

Elaboración

Rehoga las cebolletas en una sartén con un poco de aceite hasta que se ablanden.

Incorpora las espinacas y rehógalas hasta que reduzcan su volumen. Añade pimienta y eneldo al gusto.

Retira del fuego y quítale el exceso de líquido con la ayuda de un colador y presionando bien la mezcla.

Mezcla las espinacas y la cebolleta con el queso feta cortado en cuadraditos pequeños y los piñones. Cuando esté mezclado, rectifica con sal (el queso feta ya es bastante salado, así que por esa razón, no se añade la sal hasta el final) añade huevo y mezcla un poco más.

Unta un recipiente de horno con mantequilla y extiende una lámina de filo. Con un pincel de cocina, extiende aceite sobre la lámina. Pon otra lámina por encima y vuelve a extender aceite.

Repite hasta tener 5-6 láminas.

Pon la mezcla en el centro.

Repite el paso 5, poniendo otras 5-6 láminas por encima, cubriendo la mezcla.

Pincela la última capa de filo (la que queda a la vista) con huevo batido para que quede brillante.

Si quieres, haz cortes en el “paquete” para que después de hornear, lo puedas cortar mejor.

Precalienta el horno 5 minutos a 200ºC y cuécelo unos 40 minutos a 200º hasta que se dore la pita.

A tener en cuenta

El espesor resultante es meramente orientativo. En este caso me ha quedado bastante finita, pero podría ser más gruesa. Todo es cuestión de incrementar el espesor de la capa de espinacas.

Tags: ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Mis creaciones culinarias - © 2014-16, Sara Jiménez

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar