Pinch of Cumin

Trenzas de alcaravea y polvo de naranja

A estas alturas de la película muchos os estaréis preguntando qué es la alcaravea (si no lo habéis buscado ya en google). A ese punto llegué yo también -el de San Google- el día en el que volví a casa del super con un supuesto botecito de anís. Como no tengo muy controlados los nombres de las especias en alemán -ni en inglés, ni francés, y a duras penas en castellano :D-, pues muy digna y muy convencida yo, compré un bote que resultó ser de alcaravea, una especia que utilizan mucho en Alemania para sus mundialmente conocidos bretzels.

Visualmente se parece mucho al anís (no iba tan desencaminada, ¿eh? :P), pero en cuanto lo pruebas ya ves que ahí hay gato encerrado. También se le conoce como comino de prado, hinojo de prado, alcaravia o carvi, y tiene propiedades aromáticas y terapéuticas. Se utiliza principalmente para combatir la debilidad gástrica, mejorar la digestión y fortalecer el sistema inmunológico. Todo un descubrimiento, vamos.

Por cierto -y al margen de la alcaravea que casi casi patrocina este espacio-, en estas fotos rindo honor al rodillo milenario que no había fotografiado hasta ahora, un regalo de mi abuela.

Ingredientes para 3 trenzas

300 g de harina
150 g de azúcar
125 ml de leche
1 huevo
50 ml de aceite de oliva (yo he usado vírgen extra)
25-30 grs. de levadura de panadero fresca (ó 1,5 sobres de levadura de panadero liofilizada)
2 cucharaditas de semillas de alcaravea enteras
Polvo de naranja (cáscara de naranja seca rallada)

Elaboración

Mezcla la leche con el azúcar, el polvo de naranja, la alcaravea y la levadura de panadería en un bol, y añade un poco de sal.

Bate el huevo y añádelo junto con el aceite a la mezcla anterior y remuévelo hasta conseguir una masa homogénea. Comienza a agregar la harina (si la vas tamizando antes, mejor que mejor) y mientras la vas añadiendo, trabaja la masa.

Si te queda muy líquida, añade algo más de harina y compénsalo añadiendo en proporción el resto de ingredientes.

Trabaja la masa durante unos minutos hasta que esté homogénea y flexible. Haz con ella una bola y déjala que fermente en un lugar retirado de corrientes de aire y a ser posible tapada con un trapo o con film transparente durante unos 30 minutos.

Echa harina sobre la encimera (o una superficie plana tipo mesa o tabla muy grande) y vuelve a trabajar la masa durante unos minutos. Sepárala en 3 partes iguales, y a su vez, cada una de ellas en otras 3 partes iguales.

Forma cilindros finos con cada una de las 9 partes y comienza a dar forma a las trenzas, cerrándolas al inicio y al final de la trenza para que no se deshagan mientras están en el horno.

Coloca papel de horno sobre una bandeja y pon encima las trenzas. Bate un huevo y píntalas para que brillen. Luego espolvorea un poco de azúcar por encima de cada una de ellas y déjalas que fermenten antes de meterlas al horno hasta que dupliquen su tamaño (el tiempo de espera dependerá de la cantidad de harina y levadura que hayas usado). Si ves que no sube, espera un poco más, que crecer, crecen :).

Precalienta el horno a 180º durante unos 10 minutos y hornéalas durante unos 10-15 minutos hasta que estén doradas.

A tener en cuenta

Están buenísimas recién salidas del horno, cuando aún están calentitas.

Tags: , , ,

2 Comments to "Trenzas de alcaravea y polvo de naranja"

  1. SALY dice:

    !BUENOS DÍAS DESDE MADRID Y MUCHAS GRACIAS POR ESTA RECETA, QUE PROMETE SER RIQUÍSIMA!
    UN ABRAZOTE MUY GRANDE.

    SALY

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Mis creaciones culinarias - © 2014-16, Sara Jiménez

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar