Pinch of Cumin

Rollitos vietnamitas con obleas de arroz

La cocina vietnamita, esa gran desconocida. Tradicionalmente metida en el saco de la comida asiática -del que por supuesto forma parte-, muchos desconocen que se la considera la cocina más pura de Asia, debido a sus ingredientes frescos, uso mínimo de aceite y combinaciones muy selectas de verduras y especias.

Además, los platos vietnamitas son sanos y sabrosos, con técnicas muy flexibles y un buen balance de nutrientes (proteínas, hidratos y grasas). Parece que lo tienen todo, así que pongámonos manos a la obra, que seguro que estarás deseando iniciarte con algo tan sencillo como estos rollitos, que harán las delicias de los más sibaritas. Como he comentado, son sencillos, pero laboriosos, así que sólo cuando tengas tiempo a la vista. 😉

Buen domingo!

Ingredientes para 10 unidades

10 obleas de arroz
2 filetes de pechuga de pollo
2 zanahorias
5 champiñones
1/2 calabacín
1 puñado de brotes de soja
1 puñado de col
1 puñado de bacon precortado
1 puñado de gambas peladas
2,5 cucharadas de salsa de soja
aceite para saltear

Elaboración

Vamos a empezar con la carne para que se vaya enfriando mientras preparas el resto de ingredientes. Fríe a la plancha los dos filetes de pollo y déjalos a temperatura ambiente para que se vayan enfriando.

Pela las zanahorias y el calabacín y córtalos en bastoncillos de unos 3cm de longitud (también lo puedes hacer en daditos, el caso es que sean trozos pequeños para poder compactarlos al formar el rollito). Corta también los champiñones en dados muy pequeños.

Saltea en una sartén con un poco de aceite el bacon, y cuando hayan pasado no más de 2 minutos, añade los bastoncillos de zanahoria. Remueve bien mientras lo salteas, y cuando veas que ya está hecha, añade por este orden el calabacín, la col, los champiñones, las gambas, los brotes de soja, dejando pasar 1 minuto entre cada uno de ellos para que se vayan haciendo según sus tiempos de cocción. Tras añadir los brotes de soja, vierte la salsa de soja y remueve bien.

Retíralo del fuego y corta en dados o bastoncillos los filetes de pollo (yo lo he hecho en dados esta vez). Añádelo al salteado anterior y remueve para que los ingredientes se distribuyan de forma homogénea.

Ahora vamos con las obleas de arroz. Son bastante frágiles, así que con cuidado cuando las saques del paquete, que se rompen muy fácilmente.

Busca un recipiente de tamaño igual o mayor que las obleas, y llénalo con agua caliente -con la del grifo sirve, porque como tienes que estar introduciendo y sacando las obleas, si está más caliente te quemarías-. Yo las introduzco de una en una en el agua y espero unos 2 minutos para que se ablanden, que es el tiempo que tardo en preparar un rollito. Algunas mentes lúcidas aseguran que las puedes meter todas a la vez en el agua caliente, pero mi experiencia es que se pegan y al final te toca comerte el relleno sin envoltorio :-/, así que mejor de una en una.

Cuando ya esté blanda, colócala en un trapo de cocina o superficie rugosa (yo lo hago en una tabla de cortar) y coloca 2 cucharadas de relleno a 1/4 de distancia del borde. Apelmázalo con las manos y cúbrelo con el trozo de oblea más pequeño, pero no empieces a enrollarlo. A continuación, haz dos dobleces perpendiculares al anterior (con las partes derecha e izquierda de la oblea, hacia el centro (esto es para que quede bien sellado y no se salga nada por los laterales). Ahora sí, enróllalo vigilando que quede muy prieto, y al final moja con agua templada para que se selle bien.

Importante una vez más que quede prieto y rígido cuando lo tienes entre las manos. De lo contrario se deshará si decides freírlo. Yo en este caso he hecho la mitad al horno y la mitad fritos, aunque también se pueden comer tal cual, puesto que el relleno ya está salteado y no necesitas más que un poco de salsa para mojarlos.

A tener en cuenta

Como ya te he comentado en la elaboración, los puedes tomar tal cual, fritos o al horno. Yo en los tres casos los acompaño de salsa de soja o salsa agridulce.

Fritos están riquísimo, pero ten en cuenta que el color de las obleas de arroz fritas no es el de los rollitos de primavera chinos, queda un tono dorado mucho más suave, casi blanco. Si los haces al horno, pon un papel de hornear encima de la fuente para que no se peguen, y píntalos con huevo antes de hornearlos.

Puedes también rellenarlos de cualquier cosa que se te ocurra; como ejemplos ya testeados, señalo el huevo cocido, pepino, cualquier otro tipo de carne, bambú, cebolla, pepino o pimiento. Yo en este caso no tenía fideos vermicelli de arroz, pero hubiera sido lo suyo, ya que la receta tradicional de relleno de rollitos vietnamitas los incluye.

Tags: , , , , , , , ,

2 Comments to "Rollitos vietnamitas con obleas de arroz"

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Mis creaciones culinarias - © 2014-16, Sara Jiménez

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar